Qué es Story Mapping y cómo aplicarlo en producto digital

read time

4 min

El Story Mapping es una herramienta muy útil para crear nuevos productos digitales, ya que te permite desglosar una necesidad y ordenar las diferentes funcionalidades por tema y prioridad.

Durante un taller de Story Mapping, todos los participantes (Product Owner, scrum master, desarrollador, negocio...) colocarán post-it, cada uno representando una funcionalidad, en una tabla:

  1. El eje horizontal de la tabla es el eje temático, o cronológico, a lo largo del cual se describen las diferentes acciones realizadas por el usuario a lo largo de su recorrido.
  2.  
  3. El eje vertical de la tabla representa la prioridad: las características más importantes se sitúan en la parte superior del Story Map y las menos importantes en la parte inferior.
  4.  
  5. Una vez colocadas todas las notas post-it sobre la tabla, trazaremos líneas que simbolicen los diferentes lotes del producto.

Esta herramienta nos da la prioridad de las diferentes funcionalidades, así como un primer roadmap de las diferentes versiones. Evidentemente, el Story Map puede evolucionar en función de los distintos comentarios de los clientes, como hace un backlog.

storymapping

Fuente

¿Cómo funciona el Story Mapping?

Tras un taller de Story Mapping, tendremos una idea clara de lo que contendrán los próximos sprints y las primeras versiones del producto. El equipo casi podría empezar ya a desarrollar el producto.

Además, esta herramienta ofrece otras posibilidades; la representación del Story Map en una tabla, por ejemplo, facilita la participación, a diferencia del taller de «prune the product tree», que tiene una representación menos cartesiana.

Tras un taller de Story Mapping, tendremos una idea clara de lo que contendrán los próximos sprints y las primeras versiones del producto.

En un proyecto utilizamos este formato de taller para rediseñar uno de los recorridos del usuario de un producto existente.

El recorrido del usuario que queríamos rediseñar no estaba centrado en el cliente y tenía muchas anomalías; consistía en un cúmulo de características mal articuladas.

Este taller nos permitió revisar las necesidades de los usuarios, su importancia y la forma de abordarlas. He aquí cómo se desarrolló el taller y lo que observamos.

Así es como se desarrolló el taller de Story Mapping

  • Antes del taller de story mapping, habíamos designado a varias personas para ayudarnos a definir el recorrido del cliente. Para el taller, que duró 2 horas, dividimos el tiempo en los periodos de divergencia y convergencia que se describen a continuación.
  • Inicio del taller de story mapping: 15 minutos de presentación

Lo importante en la presentación del taller es recordar las razones que llevaron a la construcción o reconstrucción del producto. Si había y cuáles eran los puntos débiles de los clientes; las anomalías presentes y el coste de corregirlas. También presentamos lo que se esperaba conseguir al finalizar el taller y cuál era nuestro objetivo.

  • Primera fase de divergencia sobre el tema: 25 minutos de reflexión

Los participantes, organizados en grupos de 4, empezaron a reflexionar sobre los diferentes recorridos de los clientes. Para ello, partieron de un personaje e imaginaron el camino que seguiría el cliente, así como sus necesidades en cada etapa del recorrido.

  • Identificación de temas: 10 minutos de puesta en común y convergencia

Para esta etapa, cada grupo presenta las diferentes necesidades que ha identificado a lo largo del recorrido. De ahí se extraen las principales etapas que componen el recorrido del cliente.

  • Segunda fase de divergencia: 45 minutos de reflexión

Al igual que en la primera fase de divergencia, los participantes trabajan en grupos para completar el Story Map teniendo en cuenta todas las personas.

  • Retroalimentación final del story mapping: 25 minutos para la puesta en común global y el aislamiento de los temas prioritarios

La priorización de las características en relación con las demás se realiza con todos los participantes. Para hacer esta priorización, comparamos las features entre sí y con las personas. La priorización por personas nos permite destacar los clientes a los que queremos dirigirnos en primer lugar (un nicho de early adopters, por ejemplo).

El resultado del Story Mapping

Puntos positivos

Todos los participantes del Story Mapping comprendieron la utilidad del taller y, sobre todo, por qué queríamos rediseñar el producto, algo que no siempre se entiende en un entorno empresarial.

El taller constituyó una buena visión del producto para todos los participantes. En las empresas que suelen funcionar en silos, esto permite que todos participen desde el principio del proyecto.

Durante el taller, el hecho de que las fases de divergencia y convergencia estuvieran bien limitadas en el tiempo contribuyó a optimizar la concentración de los participantes.

La comparación entre el producto existente y el producto ideal (visión obtenida) ayuda a poner de manifiesto las carencias actuales y las áreas que requieren atención. Los diferentes temas identificados ayudan a aclarar el recorrido del cliente, así como las limitaciones del producto.

Aspectos que necesitan mejoras

Un primer punto que se podría haber mejorado sería incluir a los responsables del presupuesto en la empresa para compartir con ellos la visión y las razones de la construcción del producto. De hecho, estas personas suelen decidir el presupuesto de un proyecto siguiendo un briefing y sin tener necesariamente la visión global.

Otro aspecto que podríamos haber reconsiderado es la priorización. Para la última parte, habíamos decidido priorizar siguiendo las pautas de un Story Mapping clásico; las líneas horizontales se dibujan en función de las prioridades. En nuestro caso de rediseño de un producto existente, tendríamos que haber tenido en cuenta algo distinto como prioridad, como los temas o las etapas del recorrido que quedan fuera de la versión actual del producto.

Como el nuevo producto estará probablemente en producción al mismo tiempo que el antiguo, esto nos habría permitido priorizar mejor las funcionalidades respecto al desarrollo sin que el cliente tuviera la impresión de perder funcionalidades.

De hecho, es difícil que un cliente entienda por qué está perdiendo funcionalidad en su nuevo producto. Así, destacar las mejoras del nuevo producto en comparación con el antiguo nos permite mantener el mismo alcance funcional y mejora la experiencia del cliente.

Conclusión: este taller fue un primer paso en el proyecto para que el mayor número posible de personas se incorporara desde el principio y sirvió como taller de visualización. Pudimos identificar qué partes había involucradas, lo que no es necesariamente fácil en las grandes empresas, así como resaltar más las necesidades y limitaciones del cliente.

Si quieres saber más descarga el Product Ownership Started Toolkit

Foto de Jason Goodman en Unsplash

 

 

Publicado el 11 jul 2022

Actualizado el 26 sep 2022

clipboardCopiar el enlace
Escrito por
Benoit Emery
Benoit Emery

Próximos eventos

LPCx Madrid: B2B2C

calendar

24 Marzo 2022

Apúntate

La Product Conf Madrid 2022

calendar

19 mayo 2022

Apúntate

Filles_ordinateur

¿Quieres compartir con el mundo tu pasión por los temas de producto?

Cada mes, más de 20.000 entusiastas del producto digital visitan nuestro media. Comentarios, opiniones controvertidas... ¡compártenos eso que tienes en mente!

 

Contactar con la redacción